Mañana tengo mi evaluación de desempeño y tengo que hacer un análisis con hechos y datos de las competencias requeridas para mi trabajo. Tengo que analizar mi capacidad para priorizar y definir acciones de impacto, mi compromiso con el cliente, con la excelencia, mi capacidad para generar soluciones creativas para mejorar productividad, mi desarrollo personal, mi compromiso con la seguridad y todo el tema del liderazgo, en fin.

Creo que mas importante que esto, lo que necesitamos en las organizaciones son personas con alto componente de inteligencia emocional. La preparación académica y técnica son importantes, pero la inteligencia emocional es vital.

Conozco a muchas personas, para no decir doctores muy inteligentes pero que fracasan en posiciones de alto nivel por la falta de inteligencia emocional.

David Goleman es un psicólogo que escribió sobre este tema y resume las competencias que cualquier persona debería tener, aquí se las dejo:

  1. Autoconciencia: Aptitud para reconocer y entender los estados de ánimo, emociones e impulsos propios, así como su efecto sobre los demás. En lenguaje medico: Confianza en sí mismo.
  2. Autorregulación: Capacidad para controlar o redirigir los impulsos negativos. En lenguaje medico: pensar antes de actuar, comodidad con la ambigüedad y apertura al cambio.
  3. Motivación: Pasión por trabajar por razones que van más allá del “vil” dinero o el estatus. En lenguaje medico: optimismo y compromiso.
  4. Empatía: Aptitud para entender el “maquillaje” emocional de otras personas En lenguaje medico: Habilidad para tratar a las personas.
  5. Habilidades sociales: Competencia en el manejo de relaciones y la creación de redes sociales. En lenguaje medico: SOCIALIZAR, encontrar puntos comunes.

Doctores jovenes, la inteligencia emocional aumenta con los años y eso no se llama vejez, se llama MADUREZ. Así que ha poner a funcionar el sistema límbico.