Originally uploaded by dou_ble_you

He decidido ocultar mi identidad a partir de hoy. Razones muchas. Usar mi segunda personalidad o alter ego, salir al mundo virtual disfrazado, escribir diferente, seguridad, cobardía, explorar nuevos caminos. Todas.

Muchos escritores y artistas usan seudónimos o falsos nombres. Voltaire y Pablo Neruda son típicos ejemplos de seudónimos. No se si este cambio de nombre tenga algún impacto sobre los lectores, probablemente o me pierda en el ciberespacio. Pero como dijo alguien por ahí “…tal vez la única preocupación de los escritores…” (porque ya dije que no quiero ser bloguero), “…sería olvidar el tema de la firma, y escribir tan, pero tan bien, que nuestros escritos acaben siendo anónimos.” Y como afirma Alberto Chimal “…el mejor seudónimo no suple el escribir bien.”

A partir de ahora mi nombre será Hermes y mi apellido Blog

En la mitología griega Hermes era alguien muy especial, además que estaba en casi todas partes. Era Hijo de Zeus y Maya, la hija de Atlas, la más pequeña de las Pléyades. Nació en una cueva del monte Cilene en Arcadia.

Esta referenciado como el dios olímpico de las fronteras y los viajeros que las cruzan, de los pastores, de los oradores, el ingenio, de los literatos y poetas, del atletismo, de los pesos y medidas, de los inventos y el comercio en general y algo muy importante Hermes era el promotor del intercambio social y el comercio entre los hombres. Como los heraldos y mensajeros solían ser hombres prudentes y discretos, Hermes era también el dios de la prudencia. Como el comercio es el origen de la riqueza, Hermes era también el dios de las ganancias y las riquezas, especialmente de las repentinas e inesperadas, como las adquiridas mediante el comercio.

Pero lo mejor de todo era que Hermes tenia una característica muy especial, tenia entrada al Olimpo. Nadie podía entrar al olimpo sin ser invitado y ZEUS era el que mandaba. Ser recibido, o aún más, permanecer algún tiempo en el Olimpo era un gran honor incluso para los dioses. En el Olimpo se tomaban TODAS, las decisiones y se ejercía vigilancia y voluntad sobre todo, también hacían sus fiesticas, pero lo que mas sabían hacer desde en el Olimpo era entorpecer la vida de los mortales de acuerdo a su voluntad. (les suena ?)

Hermes entraba y salía del Olimpo para entregar los mensajes del olimpo al inframundo, al cielo, a la tierra y al mar.

Este era Hermes y es lo que trato de ser.

Finalmente, en este espacio continuare escribiendo acerca de diferentes temas, dilemas, paradigmas, experiencias y formas de pensar con respecto al mundo de los negocios, la medicina y la vida basado en mi interpretación de lo que vea, oiga, crea, descubra y sienta.

El enfoque que tienen estas líneas puede ayudar a cambiar la mirada sobre las cosas o, al menos, que ayude a generar mas preguntas. Si a nadie le resulta interesante, tendré un contenido valioso de lecciones aprendidas además de una historia evolutiva de mi forma de pensar.