… ¿por qué HERMES?

No se desde cuando, pero me atrae mucho la mitología y hay un personaje con el que me he identifico, se llamaba HERMES.  Era alguien muy especial (como yo…), además que estaba en casi todas partes (como yo…).

Era Hijo de Zeus y Maya, la hija de Atlas, la más pequeña de las Pléyades. Nació en una cueva del monte Cilene en Arcadia.  Esta referenciado como el dios olímpico de las fronteras y los viajeros que las cruzan, de los pastores, de los oradores, el ingenio, de los literatos y poetas, del atletismo, de los pesos y medidas, de los inventos  y algo muy importante Hermes era el promotor del intercambio social y el comercio entre los hombres. Como los heraldos y mensajeros solían ser hombres prudentes y discretos, Hermes era también el dios de la prudencia (como yo…).

Como el comercio es el origen de la riqueza, Hermes era también el dios de las ganancias y las riquezas, especialmente de las repentinas e inesperadas, como las adquiridas mediante el comercio.

Pero lo mejor de todo era que Hermes tenia una característica muy especial, tenia entrada al Olimpo. El sitio donde vivían los dioses y en  donde se tomaban TODAS las decisiones. Hermes entraba y salía de Olimpo para entregar los mensajes del olimpo al inframundo, al cielo, a la tierra y al mar.

Nadie podía entrar al olimpo sin ser invitado y ZEUS era el que mandaba. Ser recibido, o aún más, permanecer algún tiempo en el Olimpo era un gran honor incluso para los dioses.

Los dioses “olímpicos” ejercían su vigilancia y voluntad sobre todo, también hacían sus fiesticas, pero lo que mas sabían hacer era entorpecer la vida de los mortales de acuerdo a su voluntad y los mensajes los entregaba Hermes

Y lo que esta acá referenciado de Hermes, es lo que trato de ser. Por eso este sitio se llama HERMES – BLOG